Turismo

Dentro de las principales comunidades que conforman al municipio de Comondú se encuentra San Carlos, el gran puerto de altura, es un sitio de gran belleza natural y excelente clima. Recibe la visita anual de la ballena gris, y cientos de turistas de todo el mundo llegan a observar este singular espectáculo. Las islas de Margarita y Magdalena, con sus blancas dunas, donde se aprecian de manera simultánea el mar interior de las bahías de Magdalena y Santa María abierta al océano; la isla de los patos con sus colonias residentes y migratorias; sus esteros y manglares, y el trajín de barcos y cruceros en el puerto. San Carlos es una excelente opción para hacer turismo ecológico, ofrece una buena variedad de servicios turísticos: hoteles, restaurantes, bares y recorridos guiados.

Al norte de Ciudad Constitución se localiza la espectacular Bahía de San Juanico, para disfrutar en todo su esplendor el Océano Pacífico. En el invierno se convierte en uno de los mejores sitios para la práctica del Surf.

En los oasis de los desiertos y las sierras del municipio se asientan bellos poblados como San Luis Gonzaga, Fundado como Misión en 1740, por el Padre Lambert Hostell. Ahí vivió 17 años el Jesuita alemán Juan Jacobo Baegert, quién a su regreso a Europa escribió el libro Noticias de la Península Americana de California. La Purísima y San Isidro, laboriosos poblados muy cercanos uno del otro, entre vastos palmares y huertos, destacan sus singulares parajes como La Poza de Cantil, El Cerro del Pilón y la hermosura de su campiña. Comondú, San Miguel y San José, antiguos poblados fundados por los jesuitas, se encuentran en una profunda cañada en lo alto de la sierra, donde el tiempo parece haberse detenido, entre la policroma belleza de sus jardines y huertos. Los tres kilómetros de distancia entre uno y otro, se transitan bajo la sombra de los altos palmares y acantilados, con el suave murmullo del agua corriendo por las acequias.